Buscar
  • Conoce Bogarra

Un paraje extraordinario

En plena Sierra del Segura uno de los lugares con mayor encanto y riqueza histórica de la comarca

Bogarra es un municipio situado al suroeste de la Península Ibérica, entre los picos Picayo y Padrastro, en la provincia de Albacete a 75 kilómetros de la capital provincial. En 2018, según los datos del padrón municipal, se encontraban censados 873 habitantes. El municipio incluye las pedanías de Las Casas de Haches, La Dehesa del Val, Potiche, Cañadas de Haches de Arriba, Cañadas de Haches de Abajo, El Altico, Las Mohedas y Las Yeguarizas.

La localidad posee un gran atractivo paisajístico debido a los parajes naturales que le rodean. Bogarra es uno de los municipios más atractivos para ser visitado debido a su riqueza arquitectónica, ya que cuenta con uno de los focos más importantes de arte ibérico, la Esfinge de Haches. En la entrada del pueblo y sobre un pedestal se puede observar una réplica de la misma, al igual que en la Plaza del Cabezuelo, donde se incluye la fecha aproximada en la que fue tallada y su descubrimiento por un vecino del municipio a los pies de la Torre de Haches. Actualmente, la escultura ibérica se encuentra en el Museo Provincial de Albacete.

Además, el pueblo se rodea de un entorno natural único.

El municipio se caracteriza por sus antiguas calles que llevan al visitante a adentrarse en la más profunda y extraordinaria historia de la villa. Entre sus callejones y en el centro del casco antiguo, la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, una construcción del siglo XVI, pero con reformas localizadas en el siglo XVIII. Sobre una muralla y presidida por la Virgen de la Asunción se caracteriza por su campanario separado del cuerpo principal de la edificación, ambos unidos por un arco.

En cuanto a su entorno natural destacan los picos Picayo (1255 metros de latitud) y Padrastro (1503 metros sobre el nivel del mar) los cuales arropan el municipio, siendo un gran atractivo para los amantes del deporte.

El término municipal se encuentra bañado por uno de los afluentes más importantes del río Mundo, el río Bogarra. Su recorrido por el pueblo ofrece diversos parajes como El Batán, grandes cascadas de agua acompañadas de abundantes tipos de vegetación y el Caz del Molino a los pies del monte Picayo y donde da comienzo una de las rutas más importantes de la localidad, la Ruta de las Esculturas, la cual recorre parte del paraje natural.

Su festividad más importante es en honor a San Sebastián, el patrón del pueblo, del 20 al 24 de agosto, caracterizado por los encierros taurinos, los cuales emanan desde la pedanía de Casas de Haches hasta el núcleo del pueblo, recorriendo las calles del municipio junto a numerosos aficionados. Aunque una de las celebraciones más singulares es la conmemoración del Corpus Christi, diferenciado por sus alfombras hechas con flores y hojas que llenan de color y aromas florales las calles del municipio. Gracias al trabajo de los ciudadanos este día se puede hacer posible, desde la recogida de flores, romero, mejorana, rosas, ramas de chopo y diversas plantas hasta engalanar las calles del pueblo con diversos altares.

Unos componentes que hacen del pueblo de Bogarra un paraje extraordinario y digno de visitar.